El cine que cala hasta los huesos

Las emociones son lo único que tenemos. (La Giovenezza. Paolo Sorrentino, 2015) “No volveré a ver esta película nunca más”. Es mentira, pero es una que me digo a mí misma en ciertas ocasiones. Cuando aún están en pantalla los títulos de crédito. Cuando aún queda rastro de lágrimas, o cuando el golpe es tan…