“Todos queremos algo”… Pero no precisamente esto.

Todos queremos algo, o «la nueva de Linklater», se coló en mi lista de decepciones del año a los quince minutos de haber empezado la proyección. Al finalizar, la película encabezaba esa lista de dudoso valor, totalmente subjetiva, pero tan cierta (o más) que los top que haremos a fin de año. Llevo dándole vueltas a…