[70SSIFF] Hong Sang-soo que estás en los cielos

Y llegó el día. El segundo pase del día era la esperada ‘Walk up’, la nueva película de Hong Sang-soo. Director venerado u aborrecido, pero siempre una de las piedras angulares de la cinefilia actual. Reconocible, una vez más, pero jugando con los elementos como vienen haciendo en los últimos tiempos.

El cine de Hong Sang-soo está atravesando una época de madurez innegable. No ha dejado atrás esas largas secuencias con la cámara prácticamente inmóvil, ni los zooms. Es algo que tiene que ver con la escritura, con lo que cuenta y en cómo lo cuenta. Si en la magnífica ‘Delante de ti’ se aproximaba a la enfermedad y a la muerte de una manera muy directa, en esta ‘Walk up’ decide jugar con la línea temporal.

¿Hay alguna versión del protagonista que sea real? ¿Hay alguna imaginada? ¿Partimos de posibilidades y las desarrollamos? ¿Son los mismos actores los que encarnan a personajes intrínsecamente diferentes? Cada espectador llegará a sus conclusiones, lo que sí parece claro es que para Hong Sang-soo la elección de una pareja tiene un impacto que transciende lo sentimental y alcanza lo vital en su sentido amplio.

Por supuesto, sus detractores dirán que ha vuelto a hacer la misma película. Y nada más incierto. Si en su planteamiento audiovisual se mueve en terreno conocido, el montaje de esta ‘Walk up‘ es uno de los más brillantes de esta edición del Zinemaldia. Es la historia de cómo el tiempo se mide por copas de vino y el espacio en las escaleras de esa finca en la que de desarrolla la historia. Todo un juego de identidades en los que destacan unos acertadísimos Lee Hye-young y Kwon Hae-hyo.

Como dato curioso, en esta ocasión el realizadora surcoreano compone (e interpreta) la banda sonora. Una sencilla pieza a guitarra, que deviene un instrumento muy importante en la película. De esos pequeños detalles con los que el director juega, y altera, se construye una película sólida que de la mundanalidad de sus personajes logra extraer un retrato humano sencillamente magnífico. Como solemos decir en estos casos, no logrará legiones de conversos, pero es poco probable que de este barco se baje algún descontento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.