Call me by your name: sé que existo porque tú me nombras

Hay películas que, al acabar de verlas, me empujan a escribir. Películas que consiguen hacer danzar mis dedos desprovistos de control sobre el teclado. Una especie de ejercicio en el que el corazón late en las yemas y, con cada bombeo, ordeno un pensamiento. O al menos lo intento. Escribo como un burdo ejercicio que…

El año acaba, el vino continúa

Se va. Se va para no volver y uno tiende a hacer balances, como si tuviéramos tiempo de hacerle cambiar de opinión, de atar algún fleco suelto o de dejar alguna para septiembre en caso de no aprobar. En la vida, como dice José Sacristán en ‘Madrid, 1987’, en la vida no hay septiembre que…

Música, maestro.

–   Vamos a llorar. –   Lo sé. Contesté. Ésa fue la primera conversación que mantuve después de ver los primeros destellos de La Giovinezza, ahí cuando sólo podía encomendarme a dios y un poco más al diablo para que el reloj avanzara y me trajera envuelta en papel de estraza la nueva película de Paolo Sorrentino. Y, no…

“Please don’t grow up. Ever.”

Cuando comienzan los títulos de crédito finales de Inside out (Del revés) la mayoría de los espectadores adultos suspiran y, por un momento, creen que tienen tres minutos para enjugarse las lágrimas y “aquí no ha pasado nada”. Para los que se queden hasta el final de los títulos, una vez vistos todos los guionistas, dibujantes, músicos…